Dieta de exclusión - ¿Qué es y que tengo que hacer?

Cada vez más perros y gatos padecen de alergias alimenticias. 

Si sospecha que su perro tiene alguna alergia alimenticia, en primer lugar, debería acudir a su veterinario para que le haga las pruebas pertinentes.

Aunque picores, problemas de estómago, infecciones frecuentes del oído o la falta de brillo en el pelo indiquen que podría tener una alergia alimenticia sin embargo también podría tener otras causas que debe determinar el veterinario. Si se confirma que es una alergia puede comenzar con una dieta de exclusión. 

¿Qué es una dieta de exclusión?

Las dietas de exclusión se realizan cuando se sospecha que su mascota tiene una alergia alimenticia. 

La dieta se efectúa durante un periodo mínimo de ocho semanas y se compone exclusivamente de carne y carbohidratos, aunque nosotros recomendamos realizarla durante doce semanas, principalmente porque muchos alérgicos no reaccionan a la dieta de exclusión hasta pasados diez o más semanas. La sospecha de una alergia alimenticia se acrecienta cuando los síntomas en el perro, tras la dieta de exclusión, desaparecen poco a poco.

Condiciones para una alimentación de exclusión

Recomendamos las dietas de exclusión solo para perros y gatos adultos, ya que durante el tiempo que el animal es alimentado con este tipo de dieta tendrá escasez de nutrientes, lo que a un adulto no perjudica siempre que tenga una alimentación adecuada de exclusión, puede llevar a problemas en un animal en proceso de crecimiento.

Realización de una dieta de exclusión

Lo primero que necesita es una carne que hasta ahora su perro nunca haya comido. Eso no siempre es fácil ya que en los últimos años la carne exótica se ha puesto de moda. En una comida de exclusión debería prescindir de comidas comerciales y preparar usted mismo la alimentación de su mascota o si su perro o gato ya se ha alimentado con comida Barf, le da carne cruda. También los carbohidratos son una fuente de alimentación que su perro, quizás, aún no conoce. Lo más importante es que se decida por una sola clase, tanto de carne como de carbohidratos.

Errores frecuentes

Durante la dieta de eliminación, tampoco deben comer golosinas, ni pastas de vitaminas, ni suplementos alimenticios ya que estos también tienen a menudo proteínas de animal, si no quiere renunciar a un picoteo para entremedias, puede  darle carne deshidratada,  preparada por usted mismo o buscarla en el mercado, siempre de la misma clase de carne que le está alimentando, pero no compre ninguna golosina del mercado que no sean de carne pura ya que puede volver a la alergia. Si la dieta de exclusión es para el gato cuide que no coma nada que encuentre o que le da algún vecino.

Alergia alimenticia – ¿y ahora?

En caso que se compruebe que su perro o gato es alérgico, tras el periodo de la dieta de exclusión puede ir poco a poco introduciendo otros componentes. Espere siempre, mínimo, cuatro semanas para incorporar a la dieta otra clase de carne o de verdura.