Beneficios de la dieta BARF

  • Incrementa su apetito:

Gracias a la variedad en la alimentación le motivará a comer mas.

  • Mejora la consistencia de las heces:

Cuando un perro presenta unas heces blandas, debe ser motivo de alerta.

Lo normal son unas heces consistentes, que no duras, pero suaves y húmedas que permitan su recogida sin manchar practicamente.

Gracias a la buena digestión y la gran cantidad de humedad que contiene la dieta Barf, ayuda al mejor transito y que tu mascota haga buenas deposiciones.

  • Aumenta su energía y vitalidad:

Al alimentarlos con una dieta natural y balanceada, nuestras mascotas contarán con el combustible necesario para mantenerse saludable en el tiempo y para prevenir y combatir enfermedades en general.

Cuando tu peludo cambia a una alimentación biológicamente apropiada para su especie, su organismo empieza a trabajar mas eficientemente sin el sobretrabajo que le suponia tener que procesar los carbohidratos y el tener que lidiar con la deshidratación constante, las toxinas y aditivos contenidos en su antiguo alimento, por lo que su estado de salud energía y vitalidad mejora notablemente.

  • Su pelaje se fortalece y se vuelve mas sano y con más brillo:

Otra de las mejoras más visibles tienen que ver con el aspecto del pelo.

La dieta BARF no solo ayuda a la mejora de la piel y a eliminar o prevenir alergias, sino que también ayuda a la salud y aspecto de su pelaje.

Tendrá un pelo brillante, espeso, abundante y sano.

¡Y si que se nota a la vista!

  • Mejora la resistencia ante parasitos:

Gracias al fortalecimiento de su sistema inmune y de su microbiota intestinal, los perros y gatos alimentados con BARF son menos susceptibles de atraer parásitos externos y se hacen más resistentes a la aparición de parásitos intestinales.

  • Mejora los problemas dentales:

No te creas ni por un segundo cuando te dicen que las bolitas del pienso ayudan a limpiar los dientes de tu perro o tu gato.

Al contrario, cuando perros y gatos mastican, estas galletitas se quedan pegadas de sus dientes ocasionando a largo y mediano plazo muchos problemas dentales (incluyendo acumulación de placa y sarro) hasta derivar en la mayoría de las ocasiones en enfermedad periodontal.

Sin embargo, con la dieta BARF mejora la salud de las encías y disminuye la aparición de sarro. Los huesos carnosos actúan de cepillo de dientes y dentífrico natural, lo que hace que tu mascota tenga los dientes mas blancos, sanos y eliminará el mal aliento.

  • Previene enfermedades como diabetes y artritis:

Muchas de las enfermedades derivadas de una alimentación basada en cereales y químicos tóxicos desaparecen, entre ellas la obesidad, la diabetes y la artritis.

El cambio de alimentación se hace necesario en el caso de perros o gatos con artritis, obesidad o diabetes, ya que seguramente experimentará una recuperación o una mejora de sus síntomas. En el caso de la artritis, la dieta BARF ayuda a mejorar la movilidad y en el caso de la diabetes, la dieta BARF ayuda a regular los niveles de insulina.

En perros y gatos que se alimentan con una dieta natural, la probabilidad de presentar cualquiera de estas enfermedades es muy baja.

  • Dismunuye el riesgo de padecer alérgias:

Hoy en día, el número de perros y gatos que sufren de diferentes tipos de alergias va en crecimiento, y si miramos de cerca los ingredientes de la comida con la que estamos alimentando a nuestras mascotas encontraremos el principal responsable: los cereales.

¿Y esto, por qué?

Al ser carnívoros, ni perros ni gatos procesan bien los carbohidratos en su dieta. Ambos carecen de la dentadura adecuada para masticarlos y de la enzima salival (amilasa salival) que empieza a descomponer los carbohidratos complejos en azúcares simples para su correcta digestión/absorción y, aunque sí poseen unas pequeñas copias de amilasa pancreática, no son suficientes para lidiar con una alimentación basada en carbohidratos. Por esta razón, no deberíamos basar su dieta en cereales, aunque es justo lo que estamos haciendo con la mayoría de nuestros perros y gatos.

Al cambiar a una alimentación natural, minimizar el consumo de carbohidratos y eliminar el consumo de cereales, la mayoría presenta mejoras increíbles (si no la eliminación) de todos sus problemas de alergia, inclusive aquellas alergias que no sean de origen alimentario pueden mejorar, ya que esta alimentación fortalece el sistema inmunológico en general.